El poder mata

Cierra los ojos y piensa en esa persona que siempre ha trabajado bien, con la que tenías afinidad y parecía que ibais por el mismo camino; sin embargo, un día sin saber por qué, cambió todo. ¿El poder mata? ¿A qué nos referimos? Más de una vez nos hemos encontrado con personas que nos cuentan que quien comienza a liderar un grupo ha cambiado, inicialmente parecía que los objetivos comunes eran iguales pero que finalmente se ha desvirtuado la manera de trabajar, los intereses, la motivación y por lo tanto, el equipo no funciona como debe ser. El tener una posición en la que crees que eres superior a los demás, te puede llevar al mayor declive de tu carrera profesional.

Lo que te vamos a contar en esta ocasión sirve de forma general para cualquier equipo de trabajo independientemente de que sea en empresa, sindicato, asociación, etc. Con este post pretendemos desbloquear situaciones que se dan día a día o al menos que te ayude a reflexionar sobre este tema.

¿A qué se debe que el poder mate?

En empresa: hay personas que realizan un trabajo de manera brillante pero eso no quiere decir que tengan habilidades para liderar un equipo. Aunque a todas las personas nos gusta que piensen en nosotros para un ascenso y poder coordinar, supervisar, etc. no todo el mundo está preparado para ello. Muchas veces no se tiene en cuenta qué es lo que realmente necesita la empresa y se puede poner en peligro la reputación, las ventas y su crecimiento. En ocasiones se premia los años de trabajo con un ascenso para coordinar un equipo y a lo mejor se debería pensar en premiar de otra manera.

Empresa - El poder mata

En sindicatos (nos referimos a los comités de empresa y secciones sindicales): la ilusión y la motivación por ayudar al resto de compañeros/as es muy fuerte pero nos podemos encontrar con que no se tenga experiencia sindical por un lado ni se haya liderando un grupo, por lo que, se debe tener mucho cuidado con lo que se hace y cómo se hace, porque las promesas hechas pueden esfumarse como el viento.

Sindicato - El poder mata

En asociaciones: muchas veces toma las riendas alguien que considera que lo tiene que hacer porque nadie más quiere hacerlo y se ve con la obligación de liderar. Si tiene predisposición, ha liderado otros grupos y ha adquirido las habilidades necesarias para hacerlo, saldrá probablemente bien pero si no es así, puede darse el caso de que la asociación al cabo de un tiempo termine extinguiéndose.

Asociacionismo-El-poder-mata

Evidentemente hay muchas más cuestiones a tener en cuenta pero aquí hemos querido reflejar tres tipos de situaciones que suelen ocurrir más a menudo de lo que se piensa.

¿Qué se puede hacer?

  1. Lo primero que te tienes que preguntar es ¿quiero liderar un equipo de trabajo? Si tu respuesta es no, está claro que tienes que decir al resto que en la actualidad no quieres asumir ese rol. No tienes que sentirte culpable por no realizar esa función.
  2. ¿Ser líder quiere decir que los demás tienen que hacer lo que yo digo? Ni por asomo, un buen líder debe tener en cuenta siempre a su equipo. No hay que hacer las cosas a tu manera, cuanta más gente esté implicada en el proyecto mucho mejor porque se reparten los roles, el trabajo, la responsabilidad, las frustraciones, las alegrías, la motivación y la fuerza es mayor. Ten en cuenta que es cierto eso de que cuatro ojos ven más que dos.
  3. ¿Se puede aprender a liderar? Claro que sí, con un buen entrenamiento y ganas de aprender, podrás conseguir grandes resultados.
  4. Una persona que lidera debe tener en cuenta los siguientes puntos:
    1. Comunicarse es fundamental y no es solo que los demás escuchen tu discurso, es saber explicarse, saber escuchar y entender lo que los demás me dicen, no ofenderse porque otra persona tenga una visión diferente a la mía, de hecho, es bueno que haya distintos puntos de vista. Va a ser mucho más enriquecedor y es probable que se abarque mucho más porque hará que todo el equipo se cuestione lo que se está discutiendo y podréis sacar más pros y contras que si solo opina una persona.
    2. ¿Autoridad o influencia? A nadie le gusta que le impongan unas ideas, normas, etc. Debes liderar desde tu compromiso, tu ejemplo y valores. Vas a conseguir mucho más de tu equipo si les influyes de manera positiva. Si consigues que te sigan, irán contigo hasta el fin del mundo.
    3. Cada vez hay más procesos que hacemos a través de la tecnología; sin embargo, es prioritario dar más importancia a la inteligencia emocional. ¿Sabrías decir cuáles son las fortalezas, las limitaciones, los puntos que hay que potenciar en tu equipo? Cada persona es un mundo, rodéate de personas que entre ellas sean heterogéneas. La diversidad es un punto fuerte, no tiene sentido que seamos iguales en todo porque entonces se nos escaparán ideas y oportunidades que te pueden hacer crecer a nivel profesional y personal.
    4. Agradecer el trabajo realizado de manera individual y grupal cuando esté el equipo. Los elogios nos reconfortan y provocan que nuestra autoestima sea mejor, eso da pie a que la actitud de esa/s persona/s vaya en aumento y por lo tanto va a beneficiar al trabajo que se está realizando. «Win to Win». Salimos ganando todas las personas implicadas.
    5. Pedir perdón y rectificar es de sabios, ni más ni menos. Sabemos que hay veces que puede costar pero no te hace más vulnerable o peor el decir que te has equivocado en algo, todo lo contrario. Las personas verán que sabes reconocer tus errores y te apoyarán aún más.
    6. Busca nuevos retos y metas que cumplir, no te conformes con el ahora, ten visión de futuro.
    7. La confianza se gana día a día. Si eres una persona en la que se puede confiar, cumples con lo acordado, respetas al resto y eres íntegra, la productividad crecerá a pasos agigantados.
    8. Una de las mayores cosas que pueden hacer que funcione un proyecto o acabe en fracaso es el compromiso. Pon pasión en todo lo que haces, sé responsable y comprométete con tu organización y equipo. Si tú lo haces, es mucho más fácil que el resto te siga y lo haga también. Una manera buena de comprometerse es mediante un  escrito, mentalmente da la sensación de que es más difícil romper lo acordado si se pone por escrito y lo saben los demás.

Equipo---El-poder-mata

Para que el poder no te mate, comienza a trabajar estos puntos y si lo haces, cuéntanos qué progresos estás consiguiendo.

¿Qué más puntos añadirías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.