Una herramienta para aprender de tus fracasos

Ayer estuve en un curso de Psicología orientada a la resiliencia y me encantó. Llevo tiempo dándole vueltas al hecho de no poder evitar que te ocurran cosas malas o simplemente no planificadas, pero si ver cómo esos obstáculos y tu manera de sobreponerte a ellos te ayudan a evolucionar, a conocerte mejor y a ser más fuerte, más estable y una persona más madura.

Si te ocurre algo malo… ¡Úsalo a tu favor, no como fuente de frustración!

Te voy a dar una herramienta que usan las multinacionales y los equipos tecnológicos de desarrollo de software para aprender de sus errores, identificar la causa del fracaso, qué podemos hacer para mejorar la próxima vez, poner acciones para crecer como empresas, mejorar como equipo y avanzar hacia el éxito.

Análisis Post Mortem:

Como analista de negocios siempre recomiendo a mis empresas que hagan una autopsia de sus fracasos, Análisis post mortem, suena raro, ¿verdad? No es más que tomen conciencia de eso que no salió cómo querían pero que te puede aportar conocimiento sobre ti, tu equipo, el mercado y tu empresa.

La inteligencia de negocio no es más que usar la información que tienes y ponerla a tu disposición para tomar tus próximas decisiones.

Si tienes fracasos, pero no le dedicas tiempo a analizarlos, te pueden volver a pasar por los mismos motivos.

Y lo que es peor, una buena idea mal planificada puede ser la razón del fracaso, no porque el producto o la idea fuese mala.

Siempre este ejercicio debe orientarse a identificar soluciones y no culpar a nadie, culpar no es constructivo, mejorar los resultados de la empresa en equipo, sí.

1. ¿Qué pasó? Describe los hechos objetivos de lo que ha ocurrido, incluyendo un contexto del problema.
2. ¿Por qué pasó? Realiza un análisis de causa raíz del problema.
3. ¿Qué aprendes? Describe los puntos de mejora que has encontrado.
4. ¿Qué acciones realizas? Indica las acciones que has llevamos a cabo para subsanar el problema y evitar que se vuelva a reproducir.

Espero que lo apliques a partir de ahora, ya que el conocimiento es dinero, y saber cómo no repetir errores te puede ayudar a ahorrar tiempo y gastos.

¿Vas a poner en práctica estos pasos?

Nota: Este post está escrito por Ana Koster, analista de negocios y finanzas, cuenta con más de 10 años de experiencia en grandes multinacionales. Es colaboradora de Formagesting y titular del curso “Rentabiliza tu modelo de negocio”.

3 thoughts on “Una herramienta para aprender de tus fracasos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.