Networking: ¿Competencia o alianza?

Si vas a un networking y te encuentras a alguien que tiene un negocio parecido al tuyo, ¿consideras que es competencia o una posible alianza?

Vamos a reflexionar sobre un par de supuestos:

1º. Asistes a un evento multitudinario en el que conoces a muchos empresarios y empresarias:

  • Te va a servir para conocer distintas dinámicas de networking.
  • Vas a escuchar a un número grande de personas y viceversa, es decir, vas a intercambiar muchas tarjetas.
  • No esperes hacer negocio ahí.
  • Este tipo de eventos sirve para darte a conocer y obtener información de posibles colaboradores y clientes.
  • Es bueno anotar en tu agenda con quién estás hablando, a qué se dedica y si hay posibilidad de volver a reunirte para conversar más tranquilamente, y encontrar puntos en común para realizar algún tipo de alianza o prestar un servicio.
  • Al día siguiente, repasa tus notas, las tarjetas de visita, interésate más por cada empresa, estudia un poco sobre su producto o servicio, y después, ponte en contacto por email, eso sí, personaliza el texto. No hagas una ristra de emails iguales.
  • Sigue a las empresas que has conocido por redes sociales y buscar a la persona en LinkedIn. Es otra manera de conectar. Por favor, tu mensaje que se note que está dirigido a esa persona. Algo que fastidia mucho es comprobar que quien escribe, no se ha molestado lo más mínimo en ver qué haces y quién eres.

2º. Estás en un grupo de networking de manera permanente. Se supone que no tienes competencia porque hay una actividad por grupo, pero un día, comienza alguien que da unos servicios parecidos a los tuyos al 90%. ¿Qué se puede hacer?

  • Antes de entrar en cólera, piensa los pros y contras de tener un negocio similar al tuyo dentro del mismo grupo.
  • Si cada empresa se dedica a una parcela concreta sin pisar al otro, adelante.
  • Si intuyes o compruebas que el discurso es igual, pide una reunión a esa persona y conversar sobre vuestros negocios. Qué ofrecéis, qué vais a aportar al grupo y cómo podéis colaborar.
  • Seguro que encontráis puntos en común y podréis realizar una buena alianza. No hagas sentir mal a esa nueva empresa, no tiene culpa del malentendido.
  • Tras esa conversación y teniendo toda la información necesaria, habla con las personas responsables del networking. Si por contrato está firmado que solo hay una empresa/actividad por grupo o así lo han expresado verbalmente, hay algo que ha fallado. Pregunta cuál ha sido el motivo de incluir otra empresa similar a la tuya en tu grupo, que te expliquen si tienen claro tu tipo de negocio, puede ser que desconozcan los detalles de lo que haces, aunque deberían, y solicita una solución al respecto.
  • ¿Quién debería dar dicha solución? Los responsables del networking, pero si no la dan, piensa qué es mejor para tu empresa.
  • Hablando se entiende la gente.

¿Te ha ocurrido algo parecido?

¿Cómo lo has solucionado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 − dos =